Los desafíos de la nueva Administración son múltiples, pero no todo depende del Alcalde y el Concejo. Mejorar la calidad de vida también es un reto de la comunidad. Más allá de la responsabilidad que tenemos en la forma de comportarnos y acatar las normas, implica involucrarnos en los espacios de participación local, destinados para la toma de decisiones. No obstante, según la Encuesta de Percepción Ciudadana de 2015, el 75% de los encuestados no hacían parte de alguna organización ciudadana

La capital cuenta con instancias que garantizan participación e inclusión de las necesidades ciudadanas. Por ejemplo, los Consejos de Planeación Local, donde se elaboran y priorizan proyectos del Plan de Desarrollo Local (PDL), y se le hace seguimiento, evaluación y control.

También existen Encuentros Ciudadanos, donde la comunidad formula propuestas de interés público que son estudiadas y evaluadas por el Alcalde Local para ser incluidas en el PDL.
Como estos hay varios espacios, que aunque están conformados, deberían dar mejores resultados. Falta tener en cuenta las opiniones e intereses de los ciudadanos y que éstos trasciendan al Plan de Desarrollo Local y también incidan en el Plan de Desarrollo Distrital. Los espacios ciudadanos se están limitando a la difusión y no se centran en la participación. El reto es, desde lo local, aprovechar más las instancias ciudadanas, y desde lo distrital, darle más cabida a los planteamientos que se requieren desde las localidades.